ILUMINACIÓN PARA TIENDAS

El crecimiento continuo de las compras por Internet se ha incrementado notablemente ha aumentado mucho en los últimos 18 meses, en parte debido a la pandemia de COVID-19 y el consiguiente "cierre", lo que ha provocado un enorme efecto perjudicial para las ventas presenciales y, posiblemente en menor medida, en centros comerciales. Con la relajación de las restricciones ahora en vigor, todas las tiendas, en especial, el pequeño comercio tendrá que utilizar todos los recursos disponibles para atraer a los clientes que perdieron, para incrementar su negocio y no ver como tienen que cerrar como toros comercios han tenido que hacer durante la pandemia. Como esfuerzo para generar el negocio incremental necesario en este entorno comercial tan difícil, con todavía más tiendas cerrando que antes de la pandemia.  


Con la dificultad que supone comprar presencialmente, la presentación de un ambiente estético y agradable en la tienda es ahora más crucial que nunca, sobre todo porque muchas de las decisiones de compra, si no la mayoría de ellas, todavía tienden a tomarse en el "punto de venta", lo que hace necesario que los minoristas aprecien que la iluminación puede considerarse como uno de los factores de influencia más importantes en cualquier entorno comercial. La iluminación puede ayudar a atraer a los clientes, crear ambiente, facilitar la orientación y ar estructura al espacio comercial. Básicamente, la iluminación adecuada para el comercio puede atraer a los compradores a la tienda y hacer que los productos que se exhiben para que sea más apetecible, lo que tiene como resultado el aumento potencial de las ventas.


Los costes de funcionamiento para los minoristas también son una preocupación fundamental, debido a la gran cantidad de horas de apertura y a la gran cantidad de iluminación ambiental y de énfasis, lo que hace que la eficiencia energética de la solución de iluminación sea un factor importante. Esto se debe a los costes de la electricidad, la acumulación de calor de las fuentes de luz, la antigüedad de los equipos instalados, los costes de mantenimiento continuos necesarios para mantener toda la iluminación funcionando a su máximo potencial y también a la sostenibilidad de la minimización de la huella de carbono de la tienda, muchos factores a considerar para cualquier minorista.


La iluminación cualitativa en tiendas aumenta las ventas, y uno de los aspectos más importantes de cualquier solución de iluminación en el comercio minorista es que los pequeños comercios venden los productos expuestos, no la iluminación del expositor. La solución de iluminación diseñada no es la misma que la de una oficina o similar, ya que puede que únicamente el sistema del techo sea el único elemento con construcción similar.

A la hora de considerar y prescribir la iluminación necesaria para la nueva tienda, debe formar parte de la estrategia del plan de ventas, ya que la iluminación de los expositores reforzará la forma de mostrar los productos al cliente potencial y contribuirá a tener un impacto positivo en toda la experiencia de compra del cliente.

Es importante iluminar la tienda de manera que atraiga al transeúnte a entrar en ella, consiguiendo un espacio bien iluminado con una atmósfera acogedora, incorporando una ruta iluminada planificada por la tienda que ayude a captar al cliente potencial y que quiera dedicar tiempo a explorar todo lo que se muestra. 
La creación de una ruta que abarque toda la tienda, incluidos los principales puntos de interés, atraerá a los clientes por el comercio para que miren los productos mientras se dirigen a esas zonas de interés con la esperanza de que prolonguen el tiempo que pasan dentro, lo que supondría aumentar significativamente la oportunidad de realizar una compra.  Utilizar la instalación de iluminación para crear el ambiente que la tienda suscita y crear una solución única puede mejorar la experiencia del cliente. 


Para obtener una solución de iluminación óptima, es importante recordar las diferentes formas de iluminación que se utilizan en las aplicaciones de pequeño comercio, es decir, "de ambiente", "de énfasis", "de trabajo" y "decorativa". Al examinar los componentes del diseño, considere cada uno de los tipos de iluminación de forma individual y luego cómo formará parte cada uno de la solución cohesiva especificada y cómo, con la incorporación de algún control de la iluminación se puede mejorar todavía más la experiencia del cliente. 
 
Empezando por el exterior de la tienda, el escaparate es lo primero que ve cualquier comprador potencial. Esto tiene una gran importancia en todo el concepto de la solución de iluminación, ya que al ser la primera indicación de la tienda y la experiencia que se puede tener al entrar, la iluminación de esta zona debe ajustarse a un nivel que dependa de su ubicación.

En el caso de los centros comerciales cubiertos, sugerimos que la iluminación interior de los escaparates tenga un nivel de iluminación aproximadamente tres veces superior al de la iluminación de los pasillos de las galerías, mientras que, en el caso de las ubicaciones en exteriores de las calles peatonales, la solución de iluminación debe tener en cuenta las distancias a las que se encuentran los transeúntes de la tienda y si la tienda recibe o no luz solar directa en el escaparate.

En primer lugar, hay que tener en cuenta la "Iluminación de ambiente", la necesaria para dar una iluminación general que permita ver y transitar con seguridad por la tienda. Es la principal forma de iluminación que proporciona un nivel de luminosidad general en todo el espacio y, para ello, la selección del equipo de iluminación es la que mejor encaja con el entorno en lugar de ofrecer un diseño de iluminación anodino. La iluminación ambiental en sí misma es el lienzo necesario sobre el que se puede añadir el diseño de las demás formas de iluminación para proporcionar esa solución de iluminación óptima que cree un entorno interior atractivo y agradable estéticamente que permita a los clientes detenerse y pasar tiempo explorando el espacio. Es importante estudiar cuidadosamente la iluminación ambiental, ya que las posiciones del resto de accesorios de iluminación tendrán que funcionar en torno a las ubicaciones de los equipos de iluminación ambiental. Cada tienda requiere una solución diferente en cuanto a tipo, forma y dimensiones de la luminaria, potencia de lúmenes y temperatura de color para proporcionar un nivel de iluminación según cada aplicación individual.
 
A continuación, considere la "iluminación de énfasis", que es la que se utiliza para iluminar y resaltar los productos a la venta, así como para proporcionar iluminación adicional a otras áreas clave dentro de la tienda.

En lo que respecta a la iluminación, triplicar el nivel de iluminación por encima del nivel de iluminación ambiental para destacar los productos y otros elementos aumenta significativamente su visibilidad, e indica al cliente su importancia dentro de la exposición general.

La iluminación de énfasis es para los productos clave, que pueden incluir una nueva gama, ser los que tienen mayor potencial de venta o los que se ofrecen a menor precio para vender las existencias descatalogadas. Una vez decidido el plan de acción para resaltar estas zonas, ahí es cuando se realiza la selección de los equipos adecuados, ya que los diferentes tipos de exposición requieren diferentes tipos de iluminación y, para ello, la instalación de un sistema que ofrezca flexibilidad, como por ejemplo con un sistema de carril de alimentación con focos LED, permitirá realizar cambios en función de los productos ofrecidos sin tener que incurrir en gastos adicionales en equipos de iluminación. La iluminación de énfasis también puede ser una opción más localizada, como por ejemplo para estantes individuales o para el interior de una pequeña vitrina utilizando tiras LED como iluminación.
 
A continuación, considere la "iluminación de trabajo", que es la necesaria para llevar a cabo tareas específicas dentro de la tienda, como por ejemplo alrededor de la zona donde se realizan los pagos o dentro de los probadores donde, en el caso de las tiendas de moda, se prueban los productos. Otras zonas pueden incluir mostradores para doblar y empaquetar las compras, como en tiendas de hombre que venden trajes y chaquetas, o para organizar los arreglos de ropa. La iluminación de trabajo también puede ser necesaria en las áreas de la parte trasera, como por ejemplo sobre el escritorio en la oficina donde se realiza el cobro y se hace el papeleo. En el caso de otros tipos de tiendas, cada una de ellas puede requerir una iluminación de trabajo para aquellas tareas que son específicas de su tipo de negocio.


El último componente de la solución de iluminación es el de la "Iluminación decorativa", que es más una adición específica de la aplicación y se trata básicamente la iluminación adicional a la necesaria para la aplicación, pero que añadirá una característica adicional de efecto estético en lugar de más iluminación, a pesar de que toda la iluminación se acumula y todo lo que se añade aumenta el nivel de iluminación media. A veces, a los joyeros les gusta instalar una lámpara de araña dentro de la tienda para ayudar a que la tienda tenga un aspecto más elegante, mientras que otras tiendas añaden iluminación decorativa en determinadas épocas del año.
 
Antes de considerar el control de la iluminación, conviene tener en cuenta algunos de los errores más comunes que se cometen con respecto a la iluminación de las tiendas. Se trata de una forma compleja de iluminación que no se limita a dar iluminación para poder ver, sino que es una combinación de los efectos de la iluminación y la creación de un entorno óptimo en el que los compradores potenciales deseen pasar tiempo y sentirse cómodos mientras disfrutan del espacio con una buena visibilidad de los productos expuestos. Probablemente, la situación más común es intentar crear una solución de iluminación cualitativa sin coste, en la que los únicos componentes son una cantidad excesiva de accesorios de iluminación ambiental combinada con varios focos como intento de proporcionar iluminación que se ajuste al presupuesto, en lugar del efecto escalonado necesario para la satisfacción del cliente.


Por último, piense en el control de la iluminación que se ha instalado, ya que con los niveles cambiantes de luz natural a lo largo del día se requerirán diferentes niveles de luz eléctrica y cuando la tienda esté menos ocupada, puede que sea posible reducir parte o la iluminación de énfasis, para reducir el consumo de energía, mientras se mantiene la iluminación dentro de las áreas de los escaparates, ya que es lo que primero atrae a los clientes a la tienda. El sistema OCTO de Ansell Lighting ofrece la oportunidad de variar la iluminación, permitiendo la creación de diferentes espacios que pueden mejorar la experiencia del cliente en la tienda.


Como conclusión, la iluminación dentro de la tienda no se instala sólo para iluminar, sino que es mucho más importante ya que forma parte de todo el plan estratégico de comercialización y de creación de una tienda que el cliente desee visitar y en la que pasar tiempo.

Conseguirlo puede aportar el beneficio adicional de que los clientes anteriores y actuales cuenten a sus familiares, amigos y compañeros su experiencia en la tienda, lo que podría aumentar el número de clientes que visitan el local. Instalar un sistema de iluminación puede ser justo lo que se necesita para aumentar las ventas después del último año o así durante la pandemia, pero mantener su iluminación actual y no hacer nada seguramente sólo le dará acceso a su clientela actual y no generará esas oportunidades adicionales.

  Regresar a Noticias y eventos