Una guía para la iluminación de almacenes

En general, los almacenes modernos se construyen utilizando estructuras de acero cubiertas por láminas metálicas para encapsular todas las superficies verticales exceptuando en los lugares en donde se instalan las puertas. El techo se construye de la misma manera, pero normalmente hay un pequeño número de paneles transparentes con claraboyas que dan iluminación natural al espacio. Esta solución funciona bien para almacenes al aire libre ya que ofrece iluminación adicional de manera natural sin coste alguno, pero la incoporación de estanterías altas en el almacén junto con pasillos estrechos pueden oscurecer la luz natural, lo que significa que se tiene que añadir iluminación artificialmente. Los almacenes se construyen desde pequeños a extremadamente grandes y las dimensiones pueden variar mucho, desde unos pocos metros a varios cientos de metros, mientras que las alturas pueden ser de unos pocos metros a más de 20 m.

La instalación de una iluminación adecuada y apropiada permite al personal realizar tareas visuales de manera precisa y eficiente dentro del entorno del almacén y los niveles requeridos de iluminación se detallan en el documento de Normas Británicas BS EN 12464-1, que especifica la información sobre la iluminación para una variedad de entornos de trabajo en interiores que satisfacen los requisitos de comodidad visual, rendimiento visual y seguridad. La información recomendada también se incluye en CIBSE LG1 - El entorno industrial.

Para almacenes al aire libre, se especifica un nivel de iluminación de 100 lux, exceptuando cuando el espacio esté controlado continuamente por personas, y el nivel se aumenta a 200 lux cuando se mide a nivel del suelo. En áreas donde hay instaladas estanterías, la anchura de los pasillos entre las estanterías puede variar mucho dependiendo del método para introducir los artículos por parte de los proveedores y sacarlos hacia los clientes. Las pasarelas sin control humano requieren 100 lux y las pasarelas con control humano 150 lux cuando se miden en el plano horizontal a nivel del suelo para un acceso seguro del personal del almacén y con el requisito de 200 lux en la cara de la estantería de almacenamiento, todo ello con un nivel de uniformidad de 0,40. La iluminancia vertical es importante para instalaciones con estanterías altas en donde los artículos se colocan en estanterías verticales a alturas desde a nivel de suelo hasta posiblemente la altura total del espacio. Aportar unos niveles óptimos de luminosidad al plano vertical es esencial para que el personal del almacén lea con rapidez y precisión las etiquetas de los palés a distintas alturas cuando estén en el suelo u trabajando en carretillas elevadoras.

La selección del tipo de luminaria en los distintos edificios de almacén depende mucho de las dimensiones y de la altura del espacio, así como del uso y de si se empleará en un área despejada o totalmente llena de estanterías. Sin embargo, muchas aplicaciones son una combinación tanto de áreas despejadas como de estanterías. Hay una consideración importante que está relacionada con las tareas realizadas dentro del espacio de almacén, que imposibilita facilitar el escenario de una única solución de iluminación para todos los tipos de aplicaciones, sino que cada instalación tenga que ser considerada por méritos propios y se diseñe una solución de iluminación para satisfacer dichos requisitos.

En el tipo de almacén al aire libre de alturas superiores a 6-8 m, la ruta aceptada de iluminación ha sido con luminarias de distribución de haces simétricos instalados con un patrón de rejilla básico a un nivel alto para ofrecer un nivel uniforme de iluminancia en el suelo por todo el espacio. La instalación del robusto accesorio tipo «highbay» ZLED ofrece una solución ideal, ya que cuenta con la calificación IP65 y está disponible en tres potencias distintas con dos colores de temperatura, y todos pueden aceptar un reflectante de aluminio y control por microondas. Para las áreas de estanterías, el requisito es seleccionar luminarias adecuadas para ofrecer una iluminación adecuada y uniforme al plano vertical, al tiempo que se ilumine el plano horizontal para que el personal pueda trabajar de manera segura. Cuando sea obligatoria una solución lineal, se diseña una solución LED ForceLINE con su difusor de policarbonato antibrillo maximizando el rendimiento, con protección IP65, en blanco frío que se puede suministrar con distintas opciones digitales regulables con la incorporación de la opción de Emergencia Mantenida como de prueba manual o de prueba automática.Otra opción es el LED lineal Opti-Lux, con fabricación de acero dulce recubierto de un acabado reflectante de aluminio con acabado de espejo para mejorar el rendimiento. Disponible en dos potencias en blanco frío con opciones de regulación digital y la adición de detección de presencia o detección de presencia con regulación de luz diurna y así como una protección para el cable si es necesario. Esta gama industrial integral ofrece idoneidad para muchas aplicaciones, pero cuando la altura sea más baja o cuando exista una entreplanta, puede que ofrezcan una solución más adecuada los accesorios no corrosivos lineales Stormloc y Tornado.

El control de iluminación en almacenes abiertos, que se benefician de la luz natural, puede ofrecer oportunidades de ahorro de energía en franjas sin presencia de personal y/o durante las horas pico de luz diurna. Para almacenes que incluyan pasillos de estanterías, los controles de iluminación ofrecen mayores beneficios porque cada pasillo individual puede controlarse y operarse por separado, lo que significa que la iluminación a nivel completo se ofrece únicamente según lo marque la necesidad. Facilitar este control puede lograrse utilizando la gama de sensores inteligentes de tipo «highbay» IP66 OCTO, bien para un área despejada o para un solo pasillo de estanterías. Ambos funcionan por Bluetooth, el detector de PRI de infrarrojos y los sensores de fotocélulas, compatibles con otros dispositivos Casambi como parte del ecosistema OCTO, hacen que estos sean adecuados para instalaciones altas de hasta 14 m para áreas despejadas y de 20 m para pasillos con estanterías.Generalmente, el área abierta de un almacén tiende a estar continuamente controlada por personal, mientras que los pasillos de estanterías pueden utilizarse con poca frecuencia, y por lo tanto la activación de la iluminación para todo el pasillo, una sola sección o incluso un accesorio individual permite la iluminación solamente donde y cuando es necesaria para mover artículos.Se sugiere que en vez de tener los espacios de los pasillos totalmente en la oscuridad, se ofrezca una cantidad de iluminación de fondo para que el personal entre de manera segura. La ventaja de una instalación de fuente de luz LED es que se ofrece luz en toda su intensidad en cuanto se enciende el interruptor y no se ve afectada por encendidos y apagados periódicos en periodos cortos, lo que hace que sea una fuente de luz ideal para estos tipos de instalaciones cuando se utiliza OCTO, todos los requisitos de iluminación del espacio pueden instalarse y después programarse y ponerse en marcha a través de la aplicación de OCTO, dando al usuario un control óptimo. El nivel de iluminación y los ajustes de funcionamiento de la luminaria pueden hacerse asegurando un uso multifuncional y se pueden lograr fácilmente permitiendo al propietario del edificio reducir el consumo de energía durante los periodos de inactividad, lo que también prolonga la vida de funcionamiento del equipo ya que solamente se ilumina cuando es necesario.

Para otras áreas del almacén, como por ejemplo entradas y salidas de vehículos, la iluminación tiene que tener en cuenta los riesgos potenciales de accidentes que puedan ocurrir en estas zonas de entrada-salida cuando diferencias significativas en el nivel de brillo durante el día y la noche entre el interior y el exterior puedan ser mayores a lo que puede asumir el ojo humano. Esta transición entre el almacén iluminado artificialmente al nivel más bajo a la luminosidad natural exterior durante las horas del día al entrar o salir del espacio puede tener como resultado el retardo en el ajuste de los ojos a las grandes diferencias en los niveles de iluminancia; por otra parte, una transición entre el mismo almacén iluminado y la oscuridad exterior también puede tener como resultado la tardanza en ajustarse los ojos a los cambios. Para evitar accidentes potenciales, los distintos niveles de iluminación de la zona de transición tienen que estar nivelados siempre que sea posible, requiriendo una instalación de iluminación que se pueda controlar durante el funcionamiento por el día y por la noche, con el uso del mismo ecosistema OCTO según se ha detallado anteriormente.

Entregar una solución de iluminación requiere conocimiento y experiencia de aplicaciones de almacén y la ayuda de un diseñador de iluminación, que combinados con una amplia experiencia de diseño y conocimiento de equipos de iluminación adecuados para la instalación, pueden desarrollar una instalación que satisfaga las expectativas del cliente.

  Regresar a Noticias y eventos